Albaricoque

Albaricoque
variedades

El albaricoque es una fruta de hueso de sabor dulce y muy consumido en el mundo y considerado como la hermana pequeña del melocotón. Se utiliza mucho en cocina, ya sea como fruta fresca o en forma de zumos. Se trata de un fruto originario de las zonas templadas de Asia y se introdujo en Europa a través de Armenia. Al igual que el melocotón, cuenta con un alto aporte de agua y bajo de hidratos de carbono. Entre sus nutrientes más destacados se encuentra la fibra y la provitamina A, un poderoso antioxidante. También es una buena fuente de potasio principalmente, clave en el sistema nervioso y muscular, y de magnesio en segundo lugar, que ayuda al funcionamiento de intestinos. Los albaricoques se utilizan principalmente como fruta de mesa cuando alcanzan un alto punto de maduración. Antes de alcanzarlo, se pueden utilizar para encurtirse con vinagre y clavos y usarse de condimento para carnes frías. Se pueden escalfar en azúcar y macerar en brandy y almíbar. En Austria es típico escalfarlos y acompañarlos de mantequilla derretida. Deshuesados y en gajos pueden ser un complemento ideal para tus ensaladas.

En España se producen más de 200.000 toneladas de albaricoque al año, de las que casi el 60% producen de la Región de Murcia. Es decir, aproximadamente 120.000 toneladas son producidas en Murcia, mientras que el resto se reparte por otras zonas del sureste peninsular y Zaragoza. Las exportaciones murcianas al exterior han superado los 50 millones de euros, generados en la mayor superficie dedicada a este cultivo en España, con casi 9.000 hectáreas, el 50% del terreno nacional y el doble de la comunidad valenciana. España alcanza el segundo puesto en producción mundial, solo por detrás de Turquía, rey absoluto de este mercado con más de 500.000 toneladas de producción.

Mostrando el único resultado