Paraguayo

Melocotón
Paraguayo

El paraguayo es un fruto de hueso, variedad mutada y “aplastada” del melocotón, pero igual de dulce. Su origen es chino, aunque fue introducido en Estados Unidos en el siglo XIX, cuando empezó a coger relevancia mundial. El paraguayo destaca por su alto contenido de agua y por no tener un alto nivel de hidratos de carbono y por tanto no ser una gran fuente de energía. Por otra parte son muy relevantes sus carotenos antioxidantes, que ayuda a prevenir el cáncer de estómago. También cuenta con un elevado índice de potasio que ayuda a controlar el sistema nervioso y el muscular. Es una buena fuente de fibra, que ayuda al sistema digestivo. El paraguayo es muy recomendable consumirlo como fruta de mesa, aunque también es ideal para hacer aventuras culinarias, ya que se adapta muy fácilmente a otros sabores. Es muy interesante en forma de helado de dieta o en compota. También tienes que probarlos en ensaladas y como acompañante de otros platos. Pese a que no es su mayor fuerte, el zumo de paraguayo no es una mala opción.

El paraguayo se produce en las zonas templadas y por tanto en España se encuentra una alta cantidad de su producción mundial. La superficie plantada de este fruto de hueso ha ido aumentando a gran velocidad durante los últimos años, gracias a la aparición de variedades menos perecederas, alcanzando enormes cuotas de mercado en toda Europa. En el territorio nacional destaca su producción en Murcia y Llerida. El paraguayo ocupa el 25% de la plantación de melocotón en la Región de Murcia y se producen unas 90.000 toneladas al año. Desde que se permitiera la exportación de frutas de hueso como los paraguayos a China, la Región de Murcia se ha abierto un importante hueco en este sector estratégico.

Mostrando todos los resultados (3)